Tensión Arterial durante el embarazo

PRESIÓN ARTERIAL DURANTE EL EMBARAZO

tensión arterial embarazo

Prevención de la hipertensión durante el embarazo

Es perfectamente normal que la tensión arterial vaya cambiando durante el embarazo. La hormona progesterona que se libera, hace que se relajen las paredes de los vasos sanguíneos y hacer que la presión sanguínea disminuya durante los dos primeros trimestres. Puedes tener la sensación de que te vas a desmayar cuando estás mucho tiempo de pie o cuando te incorporas rápidamente.

La tensión arterial se encuentra en sus niveles más bajos hacia la mitad del embarazo y a partir de entonces comienza a recuperar valores debido a que la cantidad de sangre aumenta. Se ha fabricado hasta un litro más, con lo que el corazón debe realizar un esfuerzo extra para bombear esta sangre. El ventrículo izquierdo, la parte izquierda del corazón que realiza gran parte del trabajo de bombeo se hace más grueso y de mayor tamaño. Este efecto temporal permite al corazón trabajar más duramente, de manera que pueda bombear la cantidad de sangre extra.

En ocasiones, mujeres que siempre han mantenido una presión sanguínea óptima, ven incrementada su tensión en la última etapa del embarazo. Cuando este incremento de la tensión arterial se produce después de la semana 20 y se debe a lo comentado en el párrafo anterior, se le llama hipertensión gestacional, y es una forma secundaria de hipertensión arterial que desaparece después del parto. Si la madre no es tratada, la presión alta puede ser perjudicial tanto para ella como para el bebé. Por eso los médicos y matronas miden en todas las revisiones la tensión de la embarazada.

La tensión arterial alta durante el embarazo puede convertirse en un problema porque

  • Puede reducir el aporte sanguíneo a la placenta, con lo que el bebé recibe una menor cantidad de oxígeno y de nutrientes. Se reduce el crecimiento del bebé y puede resultar en un parto prematuro.
  • Puede incrementarse el riesgo de desprendimiento de placenta. La placenta se separa de la pared uterina causando sangrados.

Consejos para monitorizar la TA durante el embarazo

-Monitoriza tu tensión arterial entre visitas al ginecólogo o a la matrona.

-Si adquieres un tensiómetro, no olvides cotejar los resultados que te de con los del tensiómetro de tu personal sanitario de confianza.

-Mide tu tensión siempre a la misma hora

-Permanece sentada. No cruces las piernas.

-Utiliza siempre el mismo brazo

-En caso de detectar que tu tensión es alta, notifícalo inmediatamente a tu médico.

consejos para tomar la tensión

Complicaciones de una presión sanguínea elevada durante el embarazo

Preeclampsia. Puede ocasionar daños en tus órganos. Si cursa con convulsiones se convierte en eclampsia, y si no se trata puede resultar fatal.

Algunos síntomas de la preeclampsia son

-Sudor en manos y cara fuera de lo normal

-Jaquecas persistentes

-Dolor en la parte abdominal superior

-Vómitos y náuseas en la etapa final del embarazo

-Dificultad respiratoria

La preeclampsia puede resultar peligrosa para ti y para tu bebé. Acude al médico si tienes alguno de los síntomas anteriores. Si visitas al ginecólogo de manera habitual hazle saber cualquier cambio que sientas, de manera que se pueda detectar la preeclampsia a tiempo.

Prevención de la hipertensión durante el embarazo

Los factores comunes de la hipertensión como la obesidad pueden minimizarse con una dieta saludable y ejercicio.

Si estás embarazada, es normal ganar algo de peso. Si te preocupa, plantéale a tu médico un objetivo de ganancia máxima de peso y estrategias para no salirte del rango saludable.

Las dietas varían según la persona. Un nutricionista te ayudará a diseñar una dieta adecuada para ti. Evita fumar y las bebidas alcohólicas, ya que son causantes de HTA además de causar otras complicaciones.

El embarazo conlleva alteraciones hormonales y cambios físicos y fisiológicos. Esto puede conducirte a situaciones de estrés que incrementarán tu tensión arterial. Practica técnicas de reducción de estrés.

Lleva un control de tu presión arterial con un tensiómetro clínicamente validado para el embarazo.

Estos son los tensiómetros homologados para el embarazo

Omron EVOLV está validado para el control de la tensión arterial en embarazadas. El motivo reside en que este monitor de TA ha obtenido la validación de la toma de tensión en posición sentada y en posición supina.

Es el único que ha sido validado. 

 

Omron X7 Intelli IT es otra muy buena opción. Es el hermano «nuevo» de Evolv y, si bien todavía no tiene la certificación de embarazo, podemos contar con todas las garantías.

Otra gran opción es Withings BPM. Sincroniza inmediatamente tus resultados con la app mediante Bluetooth o Wi-Fi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies